Pacientes que se dializan realizan ejercicios durante procedimiento con ayuda de Kinesiólogos

Noticias Visto: 1076

KINESIOLOGIA EN DIALISIS

Durante las primeras semanas de puesta en práctica de la iniciativa los resultados han sido notables, a juicio de los propios usuarios. La idea es combatir el sedentarismo propio de las doce horas semanales de tratamiento.

 

Una idea que por primera vez se implementa en el Hospital de Ancud comienza a evidenciar positivos resultados. Se trata de un Programa de Entrenamiento Intradiálisis, que pretende, en líneas generales, ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que se dializan. Ello considerando que la terapia dialítica se desarrolla en un sillón por un tiempo prolongado, lo que atenta contra la movilidad de las personas. Así lo comenta el Kinesiólogo del Hospital de Ancud, Eduardo Villarreal, cuya Unidad, en conjunto con la de Hemodiálisis, pusieron en marcha la práctica. “Este plan nace de una iniciativa en conjunto con la doctora Verónica Paredes, encargada de esta unidad. Ella me solicitó el entrenamiento de los pacientes, porque pasan sentados cuatro horas por día, tres veces a la semana. Hay un gran sedentarismo y lamentablemente no pueden movilizarse durante ese periodo, o no lo hacían. Ellos pueden llegar a estar hospitalizados once días al año en promedio, lo que favorece la pérdida de masa muscular. Ese es el mayor problema, la atrofia muscular que tienen, que les va a llevar a perder capacidad funcional. Su actividad de la vida diaria les costará cada vez más realizarla”, explica el profesional.

 

KINESIOLOGIA EN DIALISIS 3

 

LOS BENEFICIOS

Para contrarrestar esto se está practicando algunos ejercicios durante las primeras horas de diálisis. “Se ha visto –desde los años ochenta- que ha mejorado la funcionalidad, la fuerza y la adherencia al mismo tratamiento, debido a que aumenta la fuerza muscular, aumenta la resistencia, porque estamos entrenando en ese tiempo. Favorecemos los tipos de entrenamiento aeróbicos y de fuerza muscular”, resalta el Kinesiólogo.

Antes de comenzar se hizo una batería de evaluaciones, entre esto la capacidad funcional de los pacientes, la fuerza en sus extremidades, su calidad de vida a través de test, probabilidad de estar sufriendo depresión, riesgo de caídas, estado de músculos respiratorios, entre otros aspectos. De allí se determinó quiénes podían acceder a este programa de entrenamiento.

Los ejercicios comienzan con un calentamiento previo de cinco minutos; después empiezan a entrenar con pedaleras mientras están sentados, ejercitan veinte minutos al 50% de su capacidad. Tras cinco minutos de pausa, entrenan con válvula umbral, que tiene una cierta resistencia y sirve para entrenar los músculos respiratorios. Dependiendo de la fuerza de los pacientes, se gradúa esta válvula. Eso se hace lunes y viernes. Los días miércoles se realiza calentamiento de cinco minutos, luego veinte minutos de fuerza muscular a través de pesa tobillo y banda elástica, con lo cual se entrena musculatura abdominal y de extremidad inferior. Todo eso en su silla de hemodiálisis.

La evaluación es buena hasta el momento. “Ha sido muy positivo, hago evaluaciones mensuales para ver su avance y he visto progresos en la fuerza muscular. Los usuarios están muy contentos. Veo que hay un cambio de ánimo, están más motivados por el ejercicio; creo que les ha ayudado bastante”, apunta Eduardo Villarreal.

 

KINESIOLOGIA EN DIALISIS 2

 

PACIENTES CONTENTOS

Así lo grafica Gloria Guineo Marilicán, ancuditana que lleva ocho años en tratamiento de hemodiálisis. Es la primera vez que han desarrollado ejercicios durante el procedimiento. “Me gusta mucho, los ejercicios son lo que más necesitamos. Hacía ejercicios en mi casa, pero no mucho; acá con el Kinesiólogo me han hecho muy bien, se ha notado un cambio”. Opinión similar es la de Cristian Igor, once años en diálisis. “Es bueno, no había esto antes en la diálisis. Me ha servido bastante físicamente, sobre todo para caminar, se ha notado el cambio. Me gustaría que fuese para más pacientes”, expresó el usuario.

La Enfermera Jefe de la Unidad de Hemodiálisis, Melissa Ortiz Villarroel, cuenta que a nivel nacional no son muchos los recintos donde se efectúan estos ejercicios, pero en los últimos congresos a los cuales han asistido se promovían sus beneficios. “Los pacientes sufren menos calambres, les baja menos la presión, aparte de la actividad física que mejora mucho para ellos. Entonces, junto con el apoyo de los Kinesiólogos del Hospital se implementó esto. Eduardo Villarreal ha sido el gestor principal, y como equipo le estamos muy agradecidos; los pacientes lo necesitaban y querían hacerlo. Ahora, nos gustaría que abarcara a más pacientes, no se ha podido por el momento, pero la idea es que más adelante se haga”, manifiesta la profesional.

Los pacientes tienen que pasar ciertos criterios de inclusión. Entre éstos, que no tengan anemia severa; que lleven más de tres meses en diálisis; que no hayan sufrido un infarto o problema cardiaco el último mes o que estén inestables en lo respiratorio o muscular. Alrededor del 50% de los pacientes cumplen con esas condiciones. Pero por el momento no se está cubriendo a todos por un tema de carga horaria. Actualmente existe capacidad para controlar a cinco personas por turno. “Para el Hospital nuevo nuestra propuesta es tener un Kinesiólogo por 44 horas para que abarque a todos los pacientes y no solamente hacerles ejercicios intradiálisis, sino también examinar toda su parte motora”, puntualiza finalmente la Enfermera Melissa Ortiz.

Imprimir