Con una inédita capacitación se lograron actualizar conocimientos en pro de detectar a tiempo este tipo de episodios, que se han transformado en la primera causa de muerte en el país.

  

Dos días de intensa capacitación vivieron funcionarios de la Atención Primaria de Salud (APS) de la comuna de Ancud, que en conjunto con el Servicio de Urgencia del Hospital local, actualizaron conocimientos sobre Accidentes Cerebro Vasculares. La idea general es que todos quienes se desempeñan en un establecimiento de salud, sepan identificar síntomas y cómo actuar ante la eventualidad de encontrarse con un paciente iniciando un ACV.

Para el Enfermero Jefe del Servicio de Urgencia del Hospital de Ancud, César Cortés Jara, “el hecho que estemos trabajando en conjunto es un hito, que marca un antes y un después en cómo estamos manejando las patologías de urgencia. A nivel nacional son pocos los lugares donde se puede generar este tipo de nexos. Es una estrategia, necesitamos que la comunidad de Ancud esté tranquila y segura, que tanto la Atención Primaria como la Atención Terciaria del Hospital, estamos generando todos los conocimientos y las instancias para compartirlo y la gente tenga una buena calidad de salud”, explicó.

El profesional agrega que se trata de políticas emitidas desde el Ministerio de Salud, que tienen relación con cómo se debe manejar la patología de mayor frecuencia de mortalidad en el país, que es el Accidente Cerebro Vascular. “Cifras al 2013 indicaron que unas 9 mil personas murieron al año en el país, lo que significa que por cada hora, una persona fallece por ACV. Para la salud pública es muy relevante tomar este tema y bajar los índices de mortalidad, no podemos hacer oídos sordos. Anteriormente era el ataque al corazón la primera causa de muerte, hoy es el ataque cerebral”, puntualiza el funcionario.

 


ACTUAR A TIEMPO

Carolina Agüero, Subdirectora del Departamento de Salud de la Corporación Municipal de Ancud, comentó que se convocó “a funcionarios de todas las categorías para que puedan tener un mejor manejo respecto a los síntomas y la llegada del usuario hacia el Servicio de Urgencias, para que tengan un mejor manejo y tratamiento. Es un vínculo que se espera mantener en el tiempo, para beneficio de la comunidad”, sostiene.

De esta manera, la acción de los equipos de salud resultará clave para evitar un mal mayor a personas que estén comenzando a padecer un episodio de estas características. Al respecto, el Enfermero César Cortés comenta lo que se efectúa en la Unidad de Urgencias: “Nosotros manejamos a los pacientes que llegan con sintomatología por ACV, ingresándolo al box de reanimación. Es un paciente crítico. Antes de eso, necesitamos el apoyo de la atención primaria. Es un apoyo en red, el hecho que un administrativo, un técnico en enfermería o un profesional no médico detecte estos signos, nos tiene que alertar. Tiene que existir la coordinación en red. Con estas jornadas esperamos generar un protocolo, un flujo de cómo vamos a actuar en estas situaciones. Si tenemos una muy buena respuesta en menos de 4,5 horas, vamos a generar una buena calidad de vida a esa persona que, esperamos, no tenga secuelas. Mientras antes abordemos el tema, menos secuelas tendrá el paciente”.

Son dos millones de neuronas que mueren por minuto, una vez se ha desencadenado el accidente cerebro vascular. Por eso es importante saber prevenirlo y detectar los síntomas. “Como atención primaria debemos ser capaces de, aparte de la prevención de los factores de riesgo, identificar los síntomas y derivarlos a tiempo. Tenemos una ventana de 4,5 horas para actuar y derivar en el menor tiempo posible a nuestros pacientes”, reafirma por su parte Carolina Agüero.

La actividad formó parte del Programa Anual de Capacitación de la APS, en el marco de la Ley 19378, focalizada a todos los funcionarios de la red. Se pretende que este nexo entre Hospital y APS se prolongue en el tiempo, profundizando éstos u otros conocimientos en beneficio de los usuarios de la salud pública.

Los expositores de las jornadas fueron el Dr. Gonzalo Hidalgo, Neurólogo; los profesionales Paulina López, Juan Pablo Oyarzo, Claudio Obando, Karen Catalán y César Cortés, todos expertos en manejo de paciente crítico y funcionarios del Hospital de Ancud.