Intensifican trabajo en red con intervenciones quirúrgicas en Hospital de Ancud

PABELLON

El Pabellón principal del Hospital de Ancud 

 

 

Pacientes internados en el Hospital de Castro y que requerían urgente una operación, están siendo intervenidos en el recinto asistencial ancuditano, como parte de la estrategia para descomprimir los servicios a raíz de la pandemia.

 

 

Como se ha informado, diversas han sido las estrategias coordinadas desde el Servicio de Salud Chiloé para enfrentar las consecuencias del Covid-19. La pandemia ha llevado al límite las capacidades de los centros hospitalarios de la provincia, lo que ha redundado en postergar otras prestaciones para concentrarse en asistir a quienes sufren las peores consecuencias tras contraer el virus.

Tanto el Hospital de Castro como el de Ancud, han hecho frente de manera intensa estas últimas semanas a la cantidad de pacientes graves por esta causa. El primero de éstos ha visto copada su UPC con una inédita cantidad de pacientes conectados a Ventilación Mecánica Invasiva (VMI). Lo mismo ha ocurrido con las camas complejizadas del Hospital ancuditano, donde incluso se ha llegado a tener a tres personas en VMI simultáneamente.

Es por ello que entre ambos hospitales han intensificado su trabajo en red, con apoyo conjunto también de los recintos de Quellón, Queilen y Achao.

El Dr. Carlos Perales, Subdirector Médico (S) del Hospital de Ancud, explicó que en este contexto se generó una unidad de Gestión de Camas en el Servicio de Salud, con el fin de descomprimir y dar salida a pacientes complicados en el hospital castreño y que pueden salir a centros de menor complejidad de la red. Esta estrategia tiene relación con la llegada del propio Perales y del Dr. Claudio Cifuentes al Hospital de Ancud, en el afán de resolver con mayor celeridad las patologías de algunos pacientes y contar con disponibilidad de camas para la red, principalmente para atender  los enfermos graves por Covid-19. “Dentro de esas modificaciones se ha logrado tener espacios en Pabellón y camas, que han permitido atender a los pacientes que estaban pendientes de ser operados de cirugías relativamente urgentes, sobre todo traumatológicas, y que no se habían podido resolver porque los pabellones en el Hospital de Castro estaban cerrados por la emergencia sanitaria”, explicó el jefe médico del establecimiento ancuditano.

 

DR. CARLOS PERALES

El Dr. Carlos Perales, Subdirector Médico (S) del Hospital ancuditano

 

MEDIDA EN MARCHA

El mismo Dr. Perales explicó que “como fruto de estas gestiones, de tener camas disponibles, recursos de Pabellón y los profesionales disponibles para brindar atención con calidad y seguridad, es que se ofreció al Hospital de Castro enviara pacientes para resolver sus patologías quirúrgicamente en el Hospital de Ancud, partiéndose este jueves pasado con dos pacientes traumatológicos, con buenos resultados. Esperamos que esto se mantenga en el tiempo, será de aquí en adelante mientras sea necesario. Siempre hay escasez de recursos y si podemos aportar a la red, es lo que debemos hacer y nos compete”, afirmó.

El facultativo reiteró que el objetivo de estas medidas transitorias es maximizar los recursos disponibles en la red de hospitales de Chiloé, para así poder atender a los pacientes más críticos enfermos por el nuevo coronavirus.


Imprimir