En la jornada participaron profesionales de distintos servicios del Hospital de Ancud, quienes oyeron las ponencias de representantes de la Fiscalía, PDI y peritos del mismo recinto asistencial.

 

 

Una Jornada de actualización de Pericias Sexológicas se realizó en el Hospital de Ancud, a la cual asistieron representantes de la Fiscalía Local y de la Policía de Investigaciones, además de profesionales del mismo recinto asistencial que entregaron sus conocimientos en el tema. La actividad fue coordinada por la referente del mismo Hospital, la Matrona Haydeé Millas.

La capacitación estuvo dirigida a Médicos, Ginecólogos, obstetras del Servicio de Urgencia, Pediatras, Matronas, equipo a cargo de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, Químicos Farmacéuticos, encargados de vacuna, quienes fueron capacitados en peritaje sexológico y registro en formulario digital de acuerdo a la normativa vigente, cadena de custodia y manejo de evidencia; profilaxis medicamentos e inmunizaciones y coordinación con Fiscalía Local, entre otros temas.

La coordinadora de la Red Asistencial de Víctimas de Violencia Sexual del Servicio de Salud Chiloé, Paola Cárcamo, destacó el desarrollo de la jornada, en el afán de mejorar el estándar y la calidad de atención que se brinda a los pacientes afectados por delitos sexuales. Relevó el rol de los trabajadores de la salud en esta temática. “El Servicio impulsa que la red se capacite en este ámbito. Se trata de brindar las mejores condiciones de atención y trato, y también con la calidad de la pericia y muestras que se puedan recoger, ya que esto influye en el resultado que pueda tener posteriormente un juicio o investigación y, por cierto, la reparación integral. Una atención de calidad aporta mucho en ese sentido. Esa primera atención es clave en la confianza que puede tener una víctima para seguir adelante. Cuando una víctima acude a un Servicio de Salud es un pedido de ayuda y quiere que su situación se dé a conocer a quien corresponde, porque requiere reparar esa situación en términos médicos, en términos de su afectación y también en el plano jurídico”, comentó, felicitando al hospital ancuditano por la iniciativa.

 


DEFENDER A LOS NIÑOS

Quien también elogió que estos temas sean continuamente actualizados, fue el Subprefecto Fabián Castillo, Jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores (BRISEXME) de la PDI de Ancud. “Siempre hablo de la coproducción de seguridad y esto habla bien del Hospital, que se preocupe de un tema tan delicado como el abuso sexual. Y tratarlo con profesionales, con doctores, con peritos, es un gran avance, porque podemos intercambiar conocimientos, también lo que nos ocurre como policías. Eso es producir seguridad. Se ha entendido que somos los primeros receptores de este tipo de información por parte de las víctimas. No ejercer la revictimización es lo que tratamos de hacer. Eso es lo más destacable”, señaló Castillo. “Esto  nos acerca mucho más como PDI a la comunidad de la salud, un pilar fundamental dentro de la ciudadanía”, puntualizó, resaltando la importancia de efectuar las denuncias cuando corresponda.

Para la Dra. Huguette Urbina Reyes, Subdirectora Médica del Hospital ancuditano, “es nuestro deber siempre proteger a nuestros niños y adolescentes, como personas y profesionales de la salud. Las exposiciones fueron de mucha utilidad y la idea fue llegar a un consenso en nuestras formas de trabajo, ver temas nuevos y cómo seguiremos caminando de manera conjunta, para entregar la mejor calidad de atención a los niños que sufren violencia sexual, y violencia en general, de tipo físico. La idea es justamente saber cómo acogerlos y hacer que sus secuelas sean las menores posibles, y no revictimizarlos mientras están bajo nuestro cuidado”, precisó la facultativa.

La doctora Urbina sabe que los funcionarios de salud tienen la posibilidad de pesquisar un delito sexual, “en una consulta médica por otro asunto, en un control de enfermería a veces también podemos obtener algún información valiosa para defender a los niños. Y una vez que se ha cometido el delito y consultan con nosotros, darles la mayor acogida posible y desde allí hacer los exámenes que corresponda, con el levantamiento de las lesiones que existan y la toma de muestras, para brindarle a la justicia las mejores pruebas para definir y lograr que estos delitos sean sancionados”, sostuvo la Subdirectora Médica del recinto asistencial, llamando a quienes presencien o tengan antecedentes de estos sucesos, a denunciar. “Nosotros denunciamos hechos que podrían constituir un delito, no los calificamos, puesto que la investigación la hace la justicia. No debemos temer al tratar de defender a los niños”, puntualizó la profesional.