El trabajo de cuatro profesionales de la unidad especializada ancuditana, se presenta nuevamente en un congreso internacional, como aporte al conocimiento científico médico desde la Isla de Chiloé.

 

 

Nuevamente la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital de Ancud estará presente en un congreso internacional. Esta vez, el Médico Jefe de este servicio, Dr. Jorge Calderón Villarroel, expuso una investigación en San Juan, Puerto Rico, en el encuentro anual que reúne a los especialistas más destacados en esta disciplina.

La investigación que presentará el profesional ancuditano se llama “Necrosis Ósea Aguda en caso de Enfermedad Descompresiva Osteoarticular que no responde a Tratamiento Hiperbárico” (“Accute bone necrosis in cases of decompression sickness with refractory pain despite hyperbaric treatment”). Fue encabezada por el mismo Calderón, pero apoyado por un equipo compuesto además por el médico Dr. Michel Cabrera y los Enfermeros Yaqueline Mansilla y Cristian Mansilla.

“Esto nace del interés que tiene el equipo que dirijo, en el sentido de hacer estudios más intensivos y entender los procesos propios de la enfermedad que alguien está presentando. Nos hemos encontrado con temas muy interesantes desde el punto de vista científico, que no se habían reconocido en otras partes del mundo y que nosotros estamos viendo comúnmente. Entonces, es nuestro deber presentarlos al medio internacional científico y médico especializado en el área, para que tengan conocimiento de esto”, explica Calderón.

 


CONOCIMIENTO Y TECNOLOGIA

El especialista Neurólogo detalla que la investigación “se refiere a nuestros buzos, respecto a una enfermedad que parecía ser común, como dolor de hombros o caderas, pero que puede tener mayores consecuencias y hay que tratarlo con mayor intensidad o con tratamientos nuevos. También se requieren estudios radiológicos más intensivos para saber si tienen o no esta lesión cuando se presenta mal de presión”.

Paralelamente, se está presentando un proyecto para efectuar los estudios radiológicos a todos los pacientes que presentan estas condiciones, para costear con recursos externos al Hospital, las resonancias necesarias para especificar sus diagnósticos.

Calderón comenta que, como se sabe, hay una gran cantidad de buzos que se dedican masivamente a la actividad en nuestra zona, en profundidades extremas de dificultad. “Además tenemos el conocimiento y la tecnología para desarrollar diagnósticos adecuados. Acá juntamos esas tres condiciones y en base a eso podemos compartir conocimiento que puede ser útil a todos los médicos y centros hiperbáricos no solo de Chile, sino también del extranjero”.

El Dr. Michel Cabrera, Médico de apoyo en la Unidad de Medicina Hiperbárica y parte del equipo investigador, sostiene que “es gratificante saber y entender una patología que está poco estudiada en el mundo, por lo que no hay suficiente casuística. Cada caso es un mundo diferente que nos va a aportar a nosotros y a la ciencia nacional e internacional. La patología que vamos a llevar en este caso, se puede replicar en muchas otras partes. Definir que este tipo de buceo presenta una alteración ósea o puede generar una alteración crónica, y de acuerdo a eso se puede determinar más adelante un tipo de tratamiento –hiperbárico o no- a esta patología. Es lo que en nuestro estudio queda plasmado. Es muy gratificante saber que se puede apoyar a la ciencia desde el último rincón del mundo…”, plantea.

 


BENEFICIO PARA LOS PACIENTES

El mismo Cabrera apunta que “lo que se está haciendo ahora no es nuevo, lleva mucho tiempo y es bueno que se sepa que desde nuestra unidad se están haciendo aportes para la ciencia desde todo punto de vista y para nuestros pacientes”. Sobre ello, el Dr. Calderón agrega que “como equipo estamos en condiciones de identificar patologías que no son comunes en el resto del mundo, las podemos caracterizar y calificarlas. Tiempo atrás presentamos en Italia casos de crisis hiperóxica, condición muy rara. Estamos encontrando eso y somos capaces de entender estas patologías y explicarlas al resto de la comunidad internacional”.

Este viernes 28 de junio, la investigación realizada en el Hospital de Ancud se presentó en San Juan, Puerto Rico. El congreso internacional se divide en dos secciones: Medicina Hiperbárica (tratamiento de otras patologías no ligadas al buceo, como pie diabético, osteomielitis, entre otras) y Medicina Subacuática, esta última específicamente relacionada a tratamiento de enfermedades del buceo, etapa donde se expuso la investigación hecha en Ancud.

“En todos los avances en que hemos logrado mejoras de tratamiento y diagnóstico con un paciente, el siguiente paciente se ve beneficiado, porque ya sabemos cómo manejarlo. Es un proceso de aprendizaje para nosotros también. Cuando vino el primero de estos casos, el segundo lo resolvimos rápidamente y juntamos ocho. Aprendimos, y eso nos motiva”, resume Jorge Calderón. “Entre todos sacamos los casos adelante, somos un equipo, siempre tratamos de investigar y generar conocimiento”, agrega el Dr. Michel Cabrera, abogando por la permanente necesidad de obtener más recursos para continuar y proyectar su labor.

De hecho, ya hay proyecciones para la Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital “San Carlos”, con la nueva infraestructura que se está construyendo en el sector Altos de Caracoles. “Estamos trabajando en el desarrollo del Centro de Referencia Macrozonal; el Servicio de Salud ha definido como prioritario esta área de desarrollo, para ofrecerlo al resto de los servicios que no cuentan con la unidad, y ser el centro de referencia para todo el sur de Chile. Estamos en etapa de elaboración de proyectos para justificar la unidad”, adelanta el Dr. Calderón.