En dos jornadas, distintos expositores entregaron conocimientos sobre estas materias, para otorgar también el mejor servicio en salud a quienes no nacieron en nuestra tierra…

 

En línea con las directrices del Ministerio de Salud en este ámbito, en el Hospital de Ancud se desarrolló una interesante capacitación en torno a derechos humanos y migración. Es evidente la presencia de personas de distintos países en el último tiempo por diversas circunstancias; Ancud y Chiloé no han estado ajenas a ello. “Ellas tienen el mismo derecho a recibir dignidad y equidad en salud pública”, dice María Eugenia Mayorga, Encargada de la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (OIRS) del Hospital ancuditano, coordinadora del taller. Éste se denominó “Enfoque de derecho humano: Salud y Migración en Chile”, en el cual participaron unos 40 funcionarios. “La idea de esta jornada fue un primer acercamiento para instalar el tema, para que los funcionarios conocieran la normativa legal en torno a ello, y no por desconocimiento se vulnere un derecho de atención. Esperamos sea la primera capacitación de muchas más en esta materia”, dijo la profesional.

 


EXTRANJEROS PRESENTES

El objetivo fue “sensibilizar a los funcionarios en migración con un enfoque de derecho humano. La migración existe desde el inicio de los tiempos, pero quisimos ahora fortalecerla en los conceptos, tanto para el entorno personal como laboral de los funcionarios”, agrega la misma encargada de la OIRS. “Hace muchos años está presente el fenómeno de la migración, que ha llamado más la atención en este último tiempo por las personas que han llegado desde Haití, pero que tiene que ver nada más con un aspecto físico. Pero siempre hemos tenido presencia de argentinos, españoles, peruanos, bolivianos, colombianos, venezolanos. Además, los haitianos tienen una barrera idiomática, que ha hecho un poco más difícil su integración a nuestra cultura nacional o local”, plantea Mayorga como contexto al momento de elegir este tema de taller.

Al respecto, Marcela Allende Leiva, Encargada de la Oficina de Capacitación del Hospital “San Carlos”, comenta que a nivel nacional las cifras indican que hay un 2,7% de extranjeros conviviendo con los chilenos, “por lo que nos pareció importante que los funcionarios conocieran la normativa legal, para sensibilizarlos y entregar una buena información al usuario cuando llegue a nuestro hospital. No ha habido registro de reclamos sobre este tema, pero deben estar preparados para recibir al paciente”, expresó.

Allende adelantó que en el segundo semestre habrá una capacitación en el idioma Créole haïtian, el criollo haitiano, para una mejor comunicación entre funcionarios y extranjeros. También habrá un taller sobre lengua de señas.

Entre algunos de los temas expuestos en ambas jornadas, se contó con ponencias como “Conceptos de Derecho Humano; Igualdad y No Discriminación, Migración y Salud”, expuesto por Johanna Guala Maldonado, profesional del Instituto de Derechos Humanos, sede Los Lagos.

Otros aspectos entregados fueron “Determinantes Sociales de la Salud, Normativa Vigente para la Atención de la Persona Migrante”, expuesto por Linde Mora Echeverría, Asistente Social Referente del Programa Personas Migrantes del Servicio de Salud Chiloé.

Asimismo, María José Bravo, también Asistente Social, dictó la charla “Satisfacción Usuaria: Ley Nº 20.584 de Derechos y Deberes de los Pacientes en Salud”.

La Jefa del Centro de Gestión Regional de FONASA, Alejandra Quintullanca Sánchez, comentó sobre “Mecanismos para Acreditar a las Personas como carentes de recursos e Indigentes”. Por último, la Periodista María Eugenia Mayorga expuso sobre el funcionamiento de la OIRS del Hospital ancuditano.

 


AYUDAR EN SU ADAPTACION

Los propios funcionarios valoraron la realización de esta capacitación. Así lo manifestó Claudia González, TENS que trabaja hace diez años en el Servicio de Medicina como turnante. “Es muy bueno que adquiramos conocimientos con respecto a la inmigración, la cultura, tener más empatía con ellos. Como funcionarios públicos tenemos que capacitarnos para entregar mejor nuestros servicios y de esta forma ayudarlos en su adaptación a nuestro país y a nuestro Chiloé. Hay que darse el tiempo de escucharlos, pero la única forma que le demos mejor atención es que nos eduquemos y adquiramos conocimientos”, planteó. La Técnico Paramédico fue más allá al sostener que “nuestra principal misión como trabajadores de salud es lograr el máximo bienestar de nuestros usuarios. Y eso implica un aspecto biopsicosocial, de todo el entorno de un usuario, no solo él: es la familia. Y esto es para todos. Se debe ser empático, hay que atender como a uno le gustaría que lo atendieran. Independiente de dónde sea una persona o su color de piel, la atención siempre debe ser la mejor. Ojalá todos luchemos por la igualdad…”.

Finalmente, Silvia Soto, Encargada Regional de los programas Migración y Salud y de Pueblos Originarios de la SEREMI de Salud Los Lagos, dijo que como entidad están promoviendo el enfoque de habilidades interculturales. “La idea es disminuir las inequidades de atención hacia las personas migrantes. Hemos tenido varios años capacitaciones sobre migrar, derechos humanos y salud. Creemos que estamos en posición de avanzar un poco más y hacer talleres que tienen que ver con desarrollar habilidades interculturales en trabajadores de la salud”, indicó la profesional, quien dictó un Taller de Fortalecimiento de Habilidades en Comunicación Intercultural, donde incluyó tópicos como Estereotipo; Prejuicio y Discriminación; Cultura y Diversidad cultural, entre otros. “La idea es ponerse en el lugar del otro y aprender algunas técnicas sobre cómo entregar mejores atenciones de salud, donde exista menos discriminación y avancemos a que esto sea equitativo tanto para nacionales como extranjeros”, puntualizó la personera de la SEREMI de Salud.