El reciente proceso de fiscalización aumentó incluso el grado de cumplimiento de los aspectos medidos, con lo que se garantiza a los usuarios que los procedimientos se ejecutan con total Calidad y Seguridad.

 

Satisfacción expresó el Director (s) del Hospital de Ancud, César González Erices, luego de oficializarse los resultados de una reciente fiscalización ejecutada por la Superintendencia de Salud al cumplimiento de los aspectos medidos durante el proceso de Acreditación. Recordemos que el recinto asistencial fue Acreditado en Calidad y Seguridad en abril del año 2018. Y justo a un año de ese hito, fue sometido a una nueva revisión de los procedimientos, confirmándose que éstos continúan realizándose con altos estándares de cumplimiento.

En efecto, la Intendencia de Prestadores, en uso de sus facultades, entre el 23 y 25 de abril de este año realizó una fiscalización al Prestador “Hospital de Ancud”, con el objeto de verificar la “Mantención del Estándar de Acreditación para Prestadores Institucionales de Salud de Atención Cerrada”. Así, el pasado 9 de mayo se evacuó el informe final emitido por la Unidad de Fiscalización en Calidad, donde se muestran los resultados obtenidos en la revisión, en la que se evaluaron 10 características obligatorias del estándar correspondiente. Dicho documento señala que, comparado con los resultados obtenidos durante el proceso de Acreditación en dicho prestador, en 7 características evaluadas se mantuvo el 100% de cumplimiento, mientras que en dos características se mejoró el resultado. Solo en una no hubo crecimiento, pero de todas formas el nivel alcanzado está dentro de los indicadores que se exigen.

El documento concluye que, “en consecuencia, corresponde dar por terminada la fiscalización realizada al Prestador”, resolución firmada por Carmen Monsalve Benavides, Intendenta (s) de Prestadores de Salud de la Superintendencia de Salud.

 


CONFIANZA DE LOS USUARIOS

A juicio del Director César González, “esto arroja que el Hospital de Ancud mantiene en un 100% el cumplimiento de lo logrado en la acreditación en su minuto. Ello nos deja en muy buen pie para el futuro proceso de Reacreditación, el año 2021, esperamos todos ya en el nuevo hospital de la comuna. De haber sido contrario el resultado, nos hubiese costado más conseguir esa Reacreditación. Felizmente nuestros funcionarios, tanto profesionales como no profesionales, tienen internalizada la cultura de la calidad y de la seguridad del paciente, lo cual es digno de destacar. Es una buena noticia para ellos y la institución, pero principalmente para los usuarios, que deben tener la confianza y tranquilidad que nuestros funcionarios están a la altura de las circunstancias”, resumió el directivo.

González resaltó el hecho que en algunos ítems se pasó de un 92% al 100% de cumplimiento, “lo que significa que no nos estamos conformando con los estándares mínimos que pide el ente fiscalizador, sino que yendo más allá para efectos de mejorar la calidad de la atención y principalmente la seguridad de los pacientes”, dijo.

El Director del Hospital reconoció a los profesionales “que han impulsado este proceso con harto esmero; esta fiscalización es una visita intempestiva, no es un tema avisado, por lo tanto, vaya mi reconocimiento para las personas que están involucradas en este proceso de calidad, pero también para todos nuestros funcionarios, porque todos contribuyen a que estos estándares sean cumplidos”, puntualizó.

 


CONCEPTOS INCORPORADOS

En la misma línea, el doctor Carlos Sovier Vega, Médico Encargado de Calidad-IAAS del Hospital ancuditano, recordó que en su minuto el recinto consiguió su Acreditación con un 86% de cumplimiento “que hasta ese momento era el porcentaje más alto obtenido por un hospital en la provincia. Nos acreditaron en ese entonces por tres años, pero sabíamos que la Superintendencia nos iba a evaluar nuevamente para ver si manteníamos ese nivel y la cultura de la seguridad en la atención a nuestros pacientes”, explicó.

Y eso ha quedado confirmado con este nuevo procedimiento de la entidad fiscalizadora de Salud. Un trabajo de varios años que ha permitido estos importantes reconocimientos a la forma cómo se ejecutan los procedimientos en el recinto asistencial chilote. “En general, lo importante de este trabajo de años, es que se ha logrado que la cultura de la Calidad y Seguridad en la atención, se vaya introduciendo en cada cosa que los funcionarios hacen. Este es un logro de todo el establecimiento, no solamente de esta oficina; nosotros solamente asesoramos, estamos continuamente viendo qué cosas se pueden corregir, pero esto es mérito de todos los funcionarios del hospital”, apunta el Dr. Sovier.

De acuerdo a la apreciación del médico, este cambio cultural al interior del establecimiento, “lo hemos hecho rápido. En este momento ya tenemos prácticamente –en todos los funcionarios- la cultura en la calidad de la atención. Y básicamente, lo más importante de todo esto es que tienen su foco puesto en las necesidades del usuario, más que en intereses personales o grupales. El interés está puesto en qué cosas necesita el usuario y cuál es la forma más segura de otorgarle esa prestación. Cuando intentamos que las prestaciones que hacemos sean en la forma más segura que según los medios y entorno podemos dar, estamos dando la mejor calidad posible. Es algo que periódicamente estamos revisando”, plantea.

Sovier sostiene que tras el porcentaje alcanzado en la Acreditación inicial, de mantenerse esos mismos estándares se debiera acreditar en el segundo proceso. “Pero la idea no es solo aprobar la Reacreditación. El objetivo es poner el foco en la seguridad de la atención para nuestros pacientes e ir mejorando continuamente los estándares con que hacemos las prestaciones. No hacer las cosas como individualmente creemos que se hacen, sino hacerlas de la manera que hemos acordado como institución que es mejor hacerlo”, finalizó, agradeciendo a los funcionarios por haber incorporado estos conceptos y “por dar todos los días su mejor esfuerzo para mantener esto como institución”.