Desde el Comité Paritario y la Unidad de Prevención de Riesgos del Hospital, este año los esfuerzos se concentraron en profundizar la información sobre cómo evitar estos incidentes.

 

En los últimos días se conmemoró a nivel mundial el Día de la Seguridad Ocupacional en la prevención de riesgos; y desde el Ministerio de Salud se promovió la realización de actividades en los recintos asistenciales. En el Hospital de Ancud abordaron con entusiasmo el desafío, en pos de reducir cada vez más la ocurrencia de imprevistos que puedan incapacitar temporalmente o generar mayores consecuencias a un funcionario.

José Soto, Ingeniero en Prevención de Riesgos y encargado de la Unidad de Prevención de Riesgos del Hospital de Ancud, comentó que este año se enfocaron como Comité Paritario en los accidentes cortopunzantes. “De acuerdo a nuestras estadísticas, la mayor cantidad de accidentes fueron los cortopunzantes,  con fluidos corporales de alto riesgo biológico. Nuestra actividad se enfocó a prevenir este tipo de accidentes”, manifestó, donde a través de un tríptico profundizaron el conocimiento de los funcionarios sobre las medidas preventivas.

Lorena Salgado, Odontóloga y también parte del comité, sostuvo que se quiso hacer partícipes a los funcionarios para que recibieran la información necesaria para evitar estos incidentes. “En los hospitales suelen ocurrir accidentes y tenemos que estar preparados para evitarlos o, una vez ocurridos, agilizar el tratamiento. Afortunadamente en nuestro Hospital la cantidad ha disminuido con los años porque se trabaja bastante en prevención, pero hay accidentes que siguen sucediendo. Aparte de las caídas, están los accidentes cortopunzantes. Hay que corregir ciertos aspectos para que no se produzcan”, señaló.

 

CONCENTRACION EN PROCEDIMIENTOS

Un accidente cortopunzante se define como toda inoculación o contacto accidental de piel y/o mucosas en sangre u otros fluidos corporales, potencialmente contaminados por agentes patógenos. Esto puede producirse por punción o pinchazo con objetos contaminados; una salpicadura ocular, en las mucosas o en la piel no indemne, con fluidos de alto riesgo; o también por simple corte con un objeto contaminado.

Un fluido de alto riesgo es de tipo corporal, capaz de transmitir virus viable de Hepatitis B, C y VIH. Estos pueden ser sangre, líquidos de cavidades normalmente estériles, secreciones nasales y vaginales, semen, expectoración o vómitos. Además, se considera peligroso todo fluido que tenga sangre visible.

Estos incidentes se pueden prevenir utilizando siempre los elementos de protección personal, como guantes, gafas, caretas faciales, entre otras. También es importante tener el esquema de vacunación contra Hepatitis B vigente. Un principio básico para la prevención de pinchazos o cortes con objetos afilados, es que nunca la punta o el filo del artículo debe apuntar hacia una persona o cuerpo. Pero, lo principal, es la concentración, es decir, no distraerse durante el procedimiento que se está ejecutando.

Por otro lado, nunca debe utilizarse una pinza o alicate para desmontar la aguja desde una jeringa; y eliminar el material cortopunzante utilizado solo en los depósitos diseñados para este propósito (REAS). En este sentido, los depósitos de material desechado deben llenarse solo hasta 3/4 de su capacidad. Y, por cierto, hay que lavarse las manos antes y después de cada procedimiento.

Pero si lamentablemente ocurre un accidente de este tipo, hay que considerar lo siguiente: Lavar inmediatamente la zona afectada con abundante agua, lo mismo si es una contaminación ocular. Se debe avisar de inmediato a la jefatura directa y verificar la hora en que ocurrió el hecho. Como se trata de un accidente laboral, se deben otorgar todas las facilidades para ser atendido; hay dos horas para iniciar la profilaxis si corresponde.

 


LABOR DEL COMITÉ

El Ingeniero José Soto destaca el esfuerzo y motivación del Comité Paritario de Higiene y Seguridad del recinto asistencial. “En todos los encuentros a los que vamos, siempre se destaca al comité del Hospital de Ancud”, afirma, agrupación que está compuesta por doce miembros activos: Seis representantes del empleador y seis de los trabajadores. Se reúne dos veces al mes para hacer seguimiento a las actividades que realiza. Cada dos años se renueva a los miembros. En la actualidad, el Comité del Hospital está conformado por los funcionarios y funcionarias Nora Hernández, Tatiana Vidal, Daniela Artigas, José Soto, Lorena Salgado, Jennifer Groff, Patricio Pillado, Susana Barría, Claudio Bastías, Carmen Islas, Marissa Elgueta y María Elena Lobos.

En la conmemoración del Día Mundial de la Seguridad Ocupacional, también se dio a conocer los alcances de la Ley Nº 16.744 sobre el Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales, además de un Protocolo de Denuncia para estos tipos de casos, más trípticos informativos de Manejo Manual de Carga, de Exposición Ocupacional a Ruido, entre otros interesantes tópicos.

Se indicó que cualquier duda sobre seguridad en salud, puede ser resuelta con el Comité Paritario o con el encargado de Prevención de Riesgos del hospital ancuditano.