Entre las ideas que se pretende implementar se cuenta la aplicación de una Guía Clínica de Soporte Nutricional, fortalecer el Centro de Fórmulas Enterales (CEFE) y la capacitación de los funcionarios, entre otras.

  

Hace poco, la Nutricionista Clínica Rocío Vega Muñoz asumió en propiedad como encargada del Servicio de Alimentación del Hospital de Ancud. La profesional es oriunda de la ciudad de Buin y cursó sus estudios en la Universidad Autónoma de Chile. Realizó especialización en Enfermedades Crónicas no Transmisibles de Origen Nutricional, a través del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile.

Primero llegó al Hospital de Castro, donde trabajó por un tiempo hasta postular al cargo vacante en el Hospital de Ancud. “Me gusta la idea de ejercer acá en Chiloé, donde hay problemas de obesidad o trastornos de alimentación; hay harto donde creo puedo aportar. Llegué aquí porque me gusta mi profesión; lo que he estudiado lo quiero aplicar acá”, sostiene.

Vega elaboró su tesis de especialidad en el mismo recinto asistencial ancuditano, donde desarrolló la primera Guía Clínica de Soporte Nutricional. En este momento está en revisión por el INTA, tras lo cual pretende presentarla y aplicarla en el Hospital.

 


NUTRICION ENTERAL

El principal centro de salud de la comuna cuenta con alimentación enteral –directa desde una sonda al estómago-, a través de un Centro de Fórmulas Enterales (CEFE). “Empezamos a desarrollar una guía clínica y a concientizar a los médicos que la nutrición es un factor importante en la mejoría del paciente. Es una herramienta que podemos entregarle para que se defienda mejor contra la agresión de una enfermedad; tenemos la capacidad para alimentarlos”, comenta la Nutricionista.

“Vamos a tener un hospital nuevo, con mayor infraestructura, recursos y necesitamos estar a la vanguardia. La nutrición enteral se utiliza en todas partes y estábamos un poquito atrasados con ello. La idea es estar preparados para lo que vendrá con el futuro hospital”, señala. No obstante, la nutrición enteral ya se está aplicando en el recinto asistencial mediante fórmulas en polvo, que se reconstituyen con agua. “Lo que se usa mayoritariamente en los hospitales son fórmulas listas para usar, bolsitas que se abren y se cuelgan directamente al paciente, no se preparan. Son fórmulas más estériles, pero con las que tenemos acá para reconstituir, por ahora no tenemos problemas. Por eso me parece que es importante, como aporte, ponernos a la vanguardia con la nutrición enteral, como soporte nutricional”, explica la profesional.

 


CENTRAL DE ALIMENTACION

Pero la Nutricionista Rocío Vega desea aportar con más elementos. “Vamos a implementar nuevos regímenes, entre otros uno común, que no teníamos. Hay varias cosas que abordar, como un sistema de aseguramiento mediante el Análisis de Peligro de Puntos Críticos de Control (HACCP, sigla en inglés), que implica garantizar que la alimentación sea inocua. También me interesa que los funcionarios estén capacitados; entregamos distintos regímenes especiales, como sin purinas, sin residuos, régimen celiaco. Las funcionarias lo saben hacer en la práctica, pero en la teoría quizás no; se trata de implementar una mejora continua para el personal”, explica.

En el Servicio de Alimentación – SEDILE/CEFE del Hospital de Ancud, trabajan cuatro profesionales Nutricionistas, que se encargan de unidades específicas. A ellos se suman dos TENS y nueve auxiliares, Se dispensan unas 50 a 60 raciones diarias por tiempo de comida, aunque ello naturalmente es variable. Es decir, en total, considerando desayuno, almuerzo, once y cena, se entregan poco más de 200 raciones al día –en promedio- desde la Central de Alimentación del establecimiento de salud. .

“Me siento agradecida por la oportunidad. Es un desafío grande y muy bonito, somos una unidad pequeñita que nos estamos preparando para un hospital mucho más grande. Es ahora donde tenemos que empezar con la educación de los funcionarios, a implementar un sistema de aseguramiento de calidad, que asegure que la entrega de alimentación sea inocua, y ponernos a la vanguardia con la Nutrición Enteral. Debemos prepararnos para estar en el futuro Hospital”, señala finalmente la nueva encargada del Servicio de Alimentación del Hospital ancuditano.

El Director (S) del Hospital de Ancud, César González Erices, manifestó su satisfacción por la nueva jefatura de la unidad. “Estamos contentos por el nombramiento de la profesional; estamos seguros que desempeñará eficientemente su cargo, siendo un aporte en el desarrollo de nuestro establecimiento”.