Se entregó una última respuesta por parte del Director (s) donde se explicó nuevamente lo excepcional de la compra de servicios, además de exponer cómo se resuelve estos temas en otros hospitales de la provincia.

  

Una última respuesta entregó el viernes la Dirección del Hospital de Ancud, a los funcionarios de Pabellón que no han atendido sus turnos en los días pasados.

Primeramente, y de acuerdo a lo expuesto en una carta formal, el Director (s) César González Erices, explicó, a modo de ejemplo, que “el Hospital de Castro no efectúa compras de servicios al personal técnico paramédico de pabellón, sólo licita, a través de Mercado Público, la compra de intervenciones quirúrgicas para reducir listas de espera de prestaciones que no pueden ser resueltas en la jornada normal de funcionamiento de los pabellones electivos (después de las 17 horas, fines de semana y festivos)”. En esos casos, el profesional médico que postula y se adjudica la compra, es quien conforma su equipo quirúrgico y cancela los honorarios al mismo.

De la misma manera, el Hospital de Quellón si bien compra servicios a personal técnico de pabellón, “lo hace solo para disponer de turnos de llamada de urgencia, dado que cuenta con personal solo en jornada diurna, es decir, hasta las 17 horas”. En caso de presentarse urgencias fuera de horario inhábil y que pueden resolverse en Quellón, se llama de urgencia al equipo quirúrgico. Por otro lado, las ausencias de personal de pabellón son cubiertas con funcionarios de otras unidades, capacitados para el desempeño de estas funciones.

González añadió que ambos hospitales, más el de Ancud, “solo han pagado horas extraordinarias por la vía de honorarios por concepto de campaña de invierno y operativos Acrux, basados en los valores y montos establecidos por la Dirección del Servicio de Salud, no existiendo otras vías o actividades por las cuales se les pague el trabajo extraordinario bajo la modalidad de compras de servicio”.

Dicho lo anterior, sostiene la carta respuesta, “no es política del Servicio de Salud Chiloé ni de sus establecimientos dependientes, comprar servicios al personal técnico paramédico para cubrir el ausentismo programado y/o no programado en pabellones electivos ni de urgencia”.

 

PLAN DE CAPACITACION

A su vez, y de acuerdo a lo establecido en el Estatuto Administrativo y la jurisprudencia dictaminada por la Contraloría General de la República en relación a las ausencias de personal, entre otros tópicos se establece en el artículo 58 que es obligación de la jefatura tomar las medidas necesarias para administrar eficaz y eficientemente el recurso humano bajo su supervisión con la finalidad de asegurar la continuidad de la función pública. Para ello existen tres alternativas, en orden. Primero instruir trabajos extraordinarios al personal bajo su dependencia, una vez cumplida su jomada normal de trabajo. En segundo término, en caso de ausentismos prolongados y para no sobrecargar al personal, solicitar la contratación de personal de reemplazo para que realice las labores del funcionario ausente, siempre y cuando cumpla el perfil requerido. Finalmente, de no ser factible la aplicación de las dos medidas recién mencionadas, la autoridad debería optar por “redistribuir funciones de funcionarios a otras unidades, siempre y cuando tengan las competencias técnicas para ejercer la función e inclusive requerir de destinación o comisión de servicios de funcionarios de otros establecimientos de la Red del Servicio de Salud Chiloé que cumplan con dicho perfil”.

El Director (s) del Hospital manifiesta en la respuesta a los funcionarios que, tras estas explicaciones de orden legal administrativo, “no es posible comprar servicios para dar continuidad a la función pública, sin que previamente se hayan agotado todas las instancias establecidas en el Estatuto Administrativo y que propenden al uso eficiente de los recursos públicos”.

No obstante lo anterior, se indicó que “el compromiso de la Dirección y su equipo, es que en situaciones excepcionales se comprarán servicios para dar continuidad en la atención mirando primero a nuestros funcionarios, y luego el mercado externo. Además de hacer marchar el plan de capacitación, contando con la Red del Servicio de Salud Chiloé para hacer realidad este tema, en el mediano plazo”, puntualizó finalmente el Director (s) César González, en la respuesta final a los funcionarios TENS del Servicio de Pabellón.