La mayor resolutividad alcanzada por el recinto asistencial hace que algunos procedimientos más complejos se prolonguen por mayor tiempo, con lo que se evitan traslados a otros recintos asistenciales de mayor complejidad.

 

 

Resolver situaciones de mayor complejidad en materia de salud, es sin duda un gran logro para el Hospital San Carlos de Ancud. Sin embargo, la resolución de casos que antes eran derivados a otros centros asistenciales, ha hecho que los procedimientos se demoren más de lo que la comunidad estaba habituada. La explicación, según lo informado por la Directora (S) del mayor centro asistencial del norte del archipiélago, Dra. Huguette Urbina, obedece a que los procedimientos más complejos requieren de mayor recurso humano y tiempo para resolver, por lo que llamó a la comunidad a ser pacientes, pues los problemas de salud en su mayoría los están resolviendo en la comuna, sin necesidad de traslados.

Respecto a lo ocurrido el pasado domingo 9 de diciembre en la Unidad de Urgencias, oportunidad en que algunos usuarios habrían reportado esperas, la Directora del recinto asistencial explicó lo ocurrido con apoyo de la Unidad de Estadísticas. “Durante esas 24 horas ingresaron 143 consultas, de las cuales fueron resueltas 109, mientras que 34 usuarios no esperaron atención, tratándose estos últimos de categorizados C4 o C5, es decir, patologías que podrían ser resueltas en atención primaria. A estas cifras se suman las atenciones que diariamente se desarrollan en el Servicio de Maternidad”.

La Dra. Urbina explicó que las atenciones ese día se incrementaron en los niveles C2 y C3, vale decir, de alta y mediana complejidad. Con cifras en mano graficó algunos casos puntuales. A las 10 de la mañana ingresó un paciente C2, que se mantuvo en atención hasta las 17 horas. Otro paciente categorizado C2 llegó a las 15 horas permaneciendo en el servicio hasta las doce de la noche, o sea, nueve horas en exámenes y procedimientos médicos y de enfermería. El mismo día, otros nueve usuarios fueron categorizados C2. Y es más, entre las 15 y las 17 horas, cuatro pacientes en ese estado de salud estaban siendo atendidos simultáneamente. Ello demandó la concentración de los médicos turnantes y de los equipos de Enfermería.

La doctora Urbina explicó que los médicos que hacen turno en Urgencias, además  son médicos residentes de los servicios de Medicina, Cirugía y Pediatría, debiendo brindar atención a algunos pacientes que hayan sido recientemente hospitalizados y que pueden sufrir descompensaciones o tener emergencias dentro de su hospitalización.

Por otra parte, durante los turnos, se resuelven en Ancud cirugías de urgencia, tanto en Urgencia general como Gineco-obstétricas, Cirugía Infantil y Traumatología, en las cuales también debe participar el cirujano de turno.

“Cuando hablamos de los tiempos de espera y consideramos que son los pacientes C4 o C5 los que tienen que esperar, es la lógica que tiene que ocurrir. Como atención secundaria, nuestra misión es dar la mayor cobertura a los pacientes más graves, los que realmente  son de resolutividad  del nivel secundario. Los pacientes C4 o C5 deben ser atendidos en el nivel primario, en los consultorios, SAR o SAPU según corresponda.  Es sabido que el SAR sería un gran aporte a la comunidad para resolver  algunos de los pacientes C4 y todos los C5”, señaló la Directora (S) del recinto asistencial.

 


PRIORIDAD: PACIENTES GRAVES

De acuerdo a la definición del propio Ministerio de Salud, una emergencia “es una situación crítica de peligro evidente para la vida del paciente y que requiere un actuación inmediata”. Normalmente se está frente a una emergencia cuando, por ejemplo, la persona afectada está inconsciente; se sospecha que ha sufrido un infarto o tiene un paro cardíaco (dolor severo al pecho); hay pérdida abundante de sangre; se sospecha que puede haber huesos rotos o heridas profundas, como de arma blanca; cuando se observan dificultades para respirar (color violáceo intenso en labios, uñas y cara); cuando se observan quemaduras severas especialmente en cara y cuello, entre otros factores de riesgo importantes.

La atención en los servicios de urgencia hospitalaria de todo el país se rige en base a la gravedad de los pacientes, no al orden de llegada. De hecho, el MINSAL sugiere no acudir a los servicios de urgencia hospitalaria si el estado de una persona no reviste gravedad.

“Los usuarios siempre tendrán el derecho a expresar su malestar. Pero he demostrado con números lo que ese día ocurrió. Nadie quiere un domingo esperando en un hospital. Cuando se analizan los datos de la gente que más esperó, son personas que tenían resfríos, dolores de garganta, temas menores para la gran cantidad de pacientes categorizados entre C1 y C3 que se atendieron. Estamos empeñados en que la comunidad también nos comprenda, porque un paciente grave siempre será la prioridad del servicio de urgencia del Hospital de Ancud”, reafirmó la Dra. Urbina.

La profesional comentó que ya estaba en proceso de implementación en la sala de espera, una caseta telefónica para comunicarse directamente con la plataforma “Salud Responde”, al número 600 360 7777. Levantando el auricular, los usuarios podrán hacer consultas acerca de su estado de salud, consiguiendo una orientación médica a través de este teléfono. ¿Cómo funciona? El Ministerio de Salud tiene a disposición de la población un staff de profesionales integrado por médicos, odontólogos, psicólogos, enfermeras, matronas y kinesiólogos, que durante las 24 horas del día y los 365 días del año, informan, orientan, apoyan y educan a los usuarios. Se puede llamar a este número desde cualquier teléfono y lugar.

 

AVANCES EN URGENCIAS

Finalmente, la doctora Huguette Urbina sostuvo que los usuarios no tienen mayores reclamos respecto a la Unidad de Urgencias. Y cuando han existido, la causa que más se repite es el tiempo de espera. “Pero cuando se hace el análisis, no se trata de pacientes complejos, sino aquellos que debieron haberse atendido en nivel primario”, expresa, resaltando los avances que en los últimos años se ha logrado en resolutividad de este servicio. “El mismo hecho de haber incorporado medicamentos nuevos, por ejemplo, para el infarto, no sólo cardíaco sino también cerebral, ha significado que muchos pacientes hayan obtenido buenos resultados, con mejor calidad de sobrevida posterior; han disminuido importantemente los traslados, ya sea a exámenes o por tratamientos. Asimismo, la patología traumática aguda quirúrgica se resuelve de manera oportuna en este Hospital y tenemos alta tasa de notificación obligatoria de enfermedades infecciosas trasmisibles y otras transmitidas por los alimentos”.

De la misma manera, remarcó las constantes capacitaciones al personal, como las recientes Jornadas de Urgencia, que consideró tres días de perfeccionamiento en áreas específicas, donde participaron todos los estamentos de esta unidad. “Es algo que constantemente se está haciendo, para enfrentarnos mejor a los pacientes, que presentan cada vez mayor cantidad de patologías crónicas y están llegando cada día con urgencias más complejas. La pregunta es qué está pasando con ellos: No se están controlando, no siguen las indicaciones, no están asistiendo a los consultorios o no los están atendiendo. Lo cierto es que habrá que plantearse cómo determinar por qué nuestros pacientes están llegando en muy malas condiciones a hospitalizarse”, planteó la Directora (S) del establecimiento.

Por último, la profesional reiteró el llamado a los usuarios “a acceder a este excelente Servicio que otorga el Ministerio de manera gratuita y que es consultar al Fono Salud Responde (600 360 7777), en donde un equipo de profesionales podrá atender sus dudas y dar orientaciones de salud, evitando acceder a los servicios de urgencia cuando no es necesario”.

 

Gráfico muestra que de los 109 pacientes, 52 fueron atendidos antes de 60 minutos, otros 38 antes de 2 horas.



 

 

En este gráfico se aprecia la distribución de pacientes según hora del día, evidenciándose que la mayor cantidad de atenciones se encuentra entre las 08 hrs. y hasta las 01:00 hrs, destacando atención de 6 pacientes C3 a las 22 hrs., en simultaneidad con un C2.