Presentaron un proyecto de capacitación y profundizaron sus conocimientos en tratamiento de lesiones de caries profundas y terapia de dientes primarios y definitivos con compromiso del complejo dentino pulpar.

  

En los últimos días se realizó una jornada de capacitación a cargo de profesionales del Servicio Dental del Hospital de Ancud. Estuvo dirigida a dentistas de la Atención Primaria que están en Etapa de Destinación y Formación (EDF), por lo que asistieron odontólogos desde Quellón, Dalcahue, Curaco de Vélez, Achao, Puqueldón, Quemchi y Queilen.

La coordinadora de la actividad fue Andrea Martínez Ferrada, profesional del CESFAM de Dalcahue desde abril de 2016, quien comentó que la idea nació en el contexto del Programa Anual de Capacitación que el Servicio de Salud Chiloé otorga bajo la ley 19.664. “Postulamos al PAC con este curso que las doctoras gentilmente nos dictaron. Decidimos hacerlo en Ancud porque había muy buena disposición del Hospital de prestarnos el auditorio; y además a las doctoras les acomodaba y pudimos usar sus boxes para la parte práctica del curso”, relató. Es primera vez que los dentistas EDF acceden a un curso dentro del plan de capacitación anual, pues anteriormente no habían presentado proyectos.

 

DOS IMPORTANTES TOPICOS

Las doctoras Paula Muñoz, Odontóloga especialista en Odontopediatría, y Loreto Ferreira, también Odontopediatra, fueron invitadas por los dentistas de Atención Primaria para dictarles dos módulos. El primero, sobre Actualización de tratamiento de Lesiones de Caries Profundas y, el segundo, Terapia de Dientes Primarios y definitivo con compromiso del complejo dentino pulpar. “La idea fue entregarles conocimientos y herramientas a los colegas de APS para que puedan tratar a pacientes que vienen con procesos de caries –sobre todo en nuestras comunidades rurales de difícil acceso a la odontología-; tratar de mantener en boca la mayor cantidad de tiempo y la mayor cantidad de dientes, para mantener el espacio de los dientes permanentes que van a erupcionar. Estas terapias que se aplican son para pacientes que están en etapa de dentición temporal, que son menores de seis años, básicamente. La idea es poder mantener estos dientes en boca para mejorar el pronóstico a largo plazo y tengan un crecimiento normal del desarrollo de sus maxilares”, explicó la doctora Muñoz.

Su colega Andrea Martínez agrega que “antes se pregonaba que era bueno sacar toda la carie; ahora se sabe que se puede dejar carie, que no es malo para el paciente, porque se preserva tejido del diente y permite que éste viva más años en nuestra boca de manera vital”.

Respecto al segundo tópico, Martínez comentó que también ayuda “para mantener en boca los dientes primarios, los de leche, que mucha gente no los valora, pero es muy importante que estén en la boca hasta el tiempo de exfoliación natural, que es cuando se cambia el diente de leche por el definitivo. Ayuda a mantener la función del niño, a que pueda mantener la lengua en la posición adecuada, a que no se pierda espacio para los dientes definitivos, a que el niño se sienta confiado en su vida diaria y a evitar los dolores, que son terribles; entonces afecta cada una de las distintas etapas de la vida del niño”.

 


ODONTOLOGIA EN CHILOE

La coordinadora de la capacitación agradeció la disposición de los profesionales del Servicio Dental del Hospital de Ancud y a su jefatura, por permitir que se cedieran horas para que las doctoras Muñoz y Ferreira realizasen los talleres. “Esto permitirá que dentro de la isla todos seamos más resolutivos. Y que nuestros pacientes no tengan que venir hasta el hospital de Ancud, porque ahora podremos hacerlo nosotros”, indicó Andrea Martínez.

La especialista Paula Muñoz también quedó conforme tras las jornadas. “Creo que ellos se fueron muy contentos y nosotros también quedamos contentas que nos hayan considerado para esta actividad. Hay que aprovechar los recursos locales que tenemos para estas actividades; hoy en día la Odontología que se está realizando en la provincia está en estándares internacionales. Usamos buenos materiales de restauración, buenas técnicas de tratamiento y lo que queda ahora es educar a la población para que mantenga buenas técnicas de autocuidado. Cuesta mucho crear hábitos en los niños, entonces hay que educar a la población”, planteó.

Muñoz puntualizó que el Servicio Dental del hospital ancuditano está en muy buen pie y ha ido progresando con el paso de los años. “Hemos crecido mucho como servicio, partimos con cuatro especialistas cuando llegué, ahora somos doce. Tenemos equipos de última generación para exámenes complementarios, como radiografías, entonces nuestros usuarios deben estar contentos porque hemos avanzado bastante. Todos tenemos ganas de trabajar y hacer cosas interesantes y que vayan en beneficio de nuestros usuarios, pero necesitamos que ellos se comprometan a mantenerse sanos. Siempre digo que es más fácil comprar un cepillo y pasta de dientes, que venir al dentista. Uno evita muchas enfermedades lavándose los dientes; la higiene y autocuidado parten del propio paciente”, sentenció la profesional.