Luego de varios años se pudo culminar y dejar operativo el recinto, gracias a recursos compartidos del Fondo MEL de los funcionarios y la Dirección. Se hizo un llamado a utilizarlo y, por supuesto, a cuidarlo.

 

 

Con satisfacción se recibió, de manera simbólica, los trabajos de remodelación del gimnasio del Hospital de Ancud, recinto que debió esperar varios años para quedar cien por ciento operativo.

En los últimos días se efectuó una pequeña ceremonia, donde participaron asociaciones de funcionarios y miembros del equipo directivo, quienes destacaron la puesta en marcha oficial del lugar, que pretende convertirse en un punto de encuentro permanente de actividades deportivas y de recreación.

El Director del Hospital, Walter Keupuchur Meza, dijo que se pudo culminar un trabajo de largo tiempo que se venía ejecutando en términos combinados entre las asociaciones de funcionarios y la Dirección. “Hay que celebrar la iniciativa de las asociaciones que destinaron parte del Fondo de Mejoramiento del Entorno Laboral (MEL), lo que hoy nos permite tener un gimnasio remodelado, apto para la práctica del deporte, con mejores condiciones a las de antes, así es que estamos contentos de haber cerrado este capítulo”, manifestó.

 

LARGA HISTORIA

Así, desde mediados de septiembre el gimnasio quedó finalmente disponible para todos los funcionarios del Hospital y sus familiares. El Jefe del Servicio Social del establecimiento y encargado del Comité de Bienestar, Juan Luis Gallardo, conoce bien la historia que debió sortear el recinto. “Este gimnasio debe llevar unos veinte años desde su construcción. Hubo dirigentes que trataron de movilizar recursos; tengo unos proyectos del año ‘90 y principios del 2000, donde se hizo la estructura y se construyó el piso de cemento”, recuerda, agregando que incluso, por esta condición de duro radier, los Bomberos en más de una ocasión debieron colaborar humedeciendo el cemento, para que no se levantara tanto polvo durante alguna actividad. También, por cierto, era algo incómodo y “doloroso” para los deportistas…

“Hace unos cinco años atrás, junto a Mauricio Reyes –también miembro del MEL-, empezamos a ver de dónde gestionar recursos para rescatar este gimnasio. Estaba con goteras y con el paso del tiempo se había deteriorado. Entonces, con recursos MEL, donde están implicados FENATS Nacional, FENATS Unitaria y FENPRUSS, se acordó destinar recursos para este gimnasio. Tres años seguidos ya se ha invertido dinero, hasta que tenemos lo que está ahora”, explica el mismo profesional. Según sus cálculos, se invirtió una suma cercana a los veinte millones de pesos, incluyendo un proyecto financiado por la Caja de Compensación Los Andes. “Esto es un bien para todos los funcionarios, ahora tenemos un lugar que podemos decir es nuestro. Hay que cuidarlo. Como Bienestar nos servirá mucho, pues permanentemente en el año hacemos actividades, como el Día del Niño, Fiestas Patrias, Navidad, entre otras, donde muchas veces tenemos que estar buscando gimnasios afuera y ahora lo vamos a tener acá”, señala, agradeciendo a todos los funcionarios que se unieron para hacer posible esta obra.

En la última fase se trabajó en los accesos al gimnasio, en la techumbre, en dotarlo de piso de madera y pintura completo.

 


SATISFACCION EN ASOCIACIONES

Mauricio Reyes, representante de FENATS Nacional ante el Comité MEL del Hospital, resaltó la unidad para cumplir el objetivo. “Cuando llegué ya estaba encaminado el tema del gimnasio; después de un tiempo lo retomamos con mis compañeros, donde hicimos proyectos y beneficios para juntar dinero y completar la obra, que venía de años en espera de terminar el proyecto”.

De la misma forma, Fabiola Guineo, dirigente de la FENATS Unitaria, sostuvo que la puesta en marcha es algo muy importante. “Estuvo por mucho tiempo tirado, más que nada era una bodega dentro del hospital. FENATS también hizo un aporte con 15 maquinarias que vienen gracias a un proyecto adjudicado en la Caja de Compensación Los Andes. Ahora dependerá de la Dirección del Hospital cómo será el funcionamiento de este gimnasio. Es de esperar que la gente aproveche este espacio”, sostuvo.

En tanto, Eduardo Barrientos, Presidente de la FENPRUSS del Hospital, agradeció el éxito de la iniciativa por parte de todos los gremios del recinto asistencial. “Hace tiempo que se estaba tratando de construir y tuviese una forma de gimnasio propiamente tal. Es muy gratificante ver ahora cómo se reformó, lo importante es que se cuide y se utilice como gimnasio, tanto en deporte como en actividades varias. Estoy agradecido de todos quienes aportaron un granito de arena para que este gimnasio saliera adelante y tengamos esta infraestructura que no teníamos desde hace muchos años”, expresó.

Finalmente, el Director Walter Keupuchur también agradeció a todas las asociaciones por el trabajo y empeño, en especial al funcionario Mauricio Reyes, “quien siempre fue un impulso de esta iniciativa”. A su vez, comentó que “tenemos la idea de designar a un administrador, para la mejor organización y uso del espacio. Hay un conjunto de máquinas que ha sido adjudicadas a la FENATS Unitaria, así es que será un espacio más que tendremos que administrar para que sea lo más provechoso posible, y se pueda cuidar y hacer un uso razonable del espacio y el equipamiento”, manifestó el profesional, reiterando que esta iniciativa, “demuestra el éxito que se puede alcanzar cuando hay un trabajo colaborativo”.